En Chile creen que la economía argentina “caería a pedazos”

SANTIAGO, Chile.- El respetado economista chileno, avecindado en Nueva York y fundador de QFR Capital Management, José Luis Daza, sorprendió al efectuar lapidarios juicios contra la economía argentina durante una aplaudida exposición realizada anteayer, en el marco de un seminario organizado por la administradora de fondos mutuos Moneda en Santiago.

Abandonando su habitual mesura, Daza embistió contra las autoridades argentinas, sus políticas económicas y las polémicas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

“Si ustedes hubieran puesto a un chimpancé de ministro de Hacienda en Argentina, les habría ido mejor (.) la probabilidad de que los números de inflación sean ciertos en Buenos Aires es más baja que un meteorito le pegue a una persona dos veces en la cabeza. ¿Quién quiere invertir en un país así?”, se preguntó el economista.

“Necesitan términos de intercambio siempre mejorando y se estancaron. Y si no están mejorando es muy posible que la Argentina caiga en pedazos con los años”, agregó Daza.

No fue todo. Coincidentemente, el presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas y Servicios (Asexma), Roberto Fantuzzi, también se quejó por el “proteccionismo argentino”, específicamente en lo que respecta al ámbito minero.

Acudiendo a un conocido dicho chileno, que alude a la absurda multiplicidad de funciones, Fantuzzi criticó con dureza el explosivo aumento de proyectos de exploración, producción y construcción gatillado por el nuevo régimen de atracción de inversiones para la minería.

“Argentina se está pareciendo al Circo de Chamorro, lo quieren hacer todo solos (.) donde una sola persona cumplía con todas las funciones y finalmente terminaba por no realizar ninguna de forma óptima, por querer abarcarlo todo”, ironizó el líder de los exportadores.

La ley de promoción de la actividad minera (número 24.196) en la Argentina estableció una mesa de homologación minera que apunta a que las maquinarias, equipos, repuestos, servicios e insumos de los proyectos mineros sean servidos por empresas argentinas.

“Argentina esté cerrándose cada vez más. No pueden estar tan aislados, ninguna economía sobrevive así. Llenándose de burocracia lo único que hacen es disminuir su competitividad”, señaló Fantuzzi, uno de los principales críticos de las nuevas exigencias impuestas por la Argentina a las importaciones y quien en marzo pasado había convocado a empresarios a un encuentro titulado “Gardel afónico: cómo enfrentar las trabas de la Argentina”. Otra ironía que hace alusión a otro conocido dicho chileno, que dice que los días de pago en las empresas son aquellos en que “Gardel canta”.

EXPORTACIONES A LA BAJA

Las cifras de la Aduana chilena son devastadoras. Pese a que en mayo último se frenó la caída en las exportaciones a la Argentina, éstas siguen siendo negativas en relación con los mismos meses del año 2011.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, en marzo -mes de implementación del sistema de resolución caso por caso- los envíos a la Argentina totalizaron US$ 86 millones, es decir -15,9 por ciento respecto de igual mes del año pasado-. En abril, se totalizaron 85,2 millones de dólares en exportaciones (-18,4 por ciento), en tanto las cifras de mayo fueron de 104,6 millones de dólares (-7 por ciento).

Hasta el momento, la estrategia del gobierno del presidente Sebastián Piñera ha sido canalizar las quejas a través de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), ente que luego las traspasa a la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales y a ProChile, ambos organismos dependientes de la Cancillería y que cuentan con oficinas de representación en Buenos Aires.

De la misma forma, el embajador chileno en la Argentina, Adolfo Zaldívar, sostiene reuniones mensuales con los gremios chilenos.

Fuente: lanacion.com.ar

Comparte este articulo
468 ad
CLOSE
CLOSE