La universidad más elegida por los estudiantes chilenos

Universidad de Buenos Aires, la universidad más elegida por los estudiantes chilenos

Cada año miles de jóvenes chilenos cruzan la cordillera para iniciar o continuar sus estudios universitarios y la Universidad de Buenos Aires (UBA) lidera el ranking de preferencia

Un poco de historia

La Universidad de Buenos Aires fue inaugurada el 12 de agosto de 1821 por el ministro de gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el doctor Bernardino Rivadavia.

La UBA, al igual que otras universidades nacionales argentinas, se financia directamente del Estado Nacional pero mantiene su carácter autónomo, por ello tiene su propio sistema de gobierno conformado por representantes de profesores, estudiantes y graduados.

El ingreso a esta universidad, a diferencia de las universidades chilenas, es irrestricto, pero desde 1985 se implementó para casi todas las carreras el Ciclo Básico Común (CBC), un primer año preuniversitario que debe ser aprobado y que contiene en su plan de estudios, por lo general, tres materias por cuatrimestre.

La UBA posee trece facultades y está a cargo del Colegio Nacional de Buenos Aires, uno de los más prestigiosos en Argentina, la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, el Instituto Libre de Segunda Enseñanza, la Escuela de Educación Técnico Profesional en Producción Agropecuaria y Alimentaria, ocho centros universitarios regionales, el Centro Cultural Ricardo Rojas, la Editorial Universitaria de Buenos Aires, el Cine Cosmos, quince museos y cinco unidades asistenciales.

También cabe destacar que cuatro de los cinco ciudadanos argentinos ganadores del Premio Nobel fueron estudiantes, graduados y profesores de la Universidad de Buenos Aires la cual, hasta hoy en día, se perfila dentro de las mejores de América Latina.

¿Por qué estudiar en la UBA?

La Universidad de Buenos Aires ha adquirido mucha fama entre los estudiantes chilenos que buscan comenzar sus estudios universitarios fuera del país natal. Debido a la gran afluencia de estudiantes a Argentina, esta casa de estudios se conoce cada vez más en Chile por sus buenos comentarios.

Mauro Ramírez Andaur, estudiante de Derecho en la UBA, nos cuenta que sus motivos para elegir esta universidad fueron variados: “En un primer momento fue algo netamente monetario. Posteriormente, se transformó en notorias preferencias académicas al investigar sobre esta casa de estudios. Finalmente, fue muy importante el apoyo familiar (residente en Buenos Aires) que recibí en primera instancia”. Tanto para Patricia Obreque Oviedo, estudiante de Licenciatura en Letras, y para María José Navarrete Dättwyler, estudiante de Medicina, una de las razones para migrar a Argentina fue la experiencia de vivir y estudiar fuera de Chile y a su vez, el poder estar en un país cercano para así no perder el contacto con la familia.

El prestigio de la UBA es la característica que más se menciona entre los estudiantes chilenos al fundamentar su elección pero también contrastan las diferencias que hay con las universidades chilenas en referencia a los planes de estudio. Para Patricia, la Licenciatura en Letras que hay en Chile no se compara con la que ofrece la Universidad de Buenos Aires: “Acá hay una formación básica muy fuerte en tres áreas: literatura, lingüística y letras clásicas. En Chile los planes son acotados a una sola área. Además la carga horaria es mucho más alta. Es una preparación muy sólida, el único inconveniente es que las carreras son muy largas”. En algunas carreras de la UBA las materias cuatrimestrales pueden tener cargas horarias que van desde las seis horas semanales hasta ocho horas, a diferencia de las universidades chilenas que en promedio tienen tres horas por cursada.

Mauro, por su parte, resalta que los planteles universitarios argentinos están dirigidos más que nada al debate entre docente-estudiante: “La estructura vertical del sistema chileno es claramente diferente al que vivimos en Argentina; es un modelo menos piramidal y permite una horizontalidad en cuanto al debate que se forma dentro de las aulas”.

Al ser una universidad pública, gratuita y con buena reputación, la UBA se ha transformado en la favorita de los estudiantes chilenos tanto para comenzar sus carreras de grado como para cursar cursos de posgrados cuyo arancel no es tan elevado como en Chile.

El sistema de ingreso, ¿arma de doble filo?

Como ya se sabe, la Universidad de Buenos Aires posee un sistema de ingreso muy distinto al que existe en Chile. Acá no es necesario dar una prueba ni obtener cierto puntaje para poder estudiar la carrera que se desea. El Ciclo Básico Común de la UBA es parecido a realizar un primer año de introducción a la carrera y es considerado además el “primer colador”.

Se ha dicho que a muchos estudiantes chilenos les atrae estudiar en la UBA por la carencia de una prueba de selección, sin embargo, ¿cuán difícil o fácil puede resultar el CBC para un extranjero? Para María José el CBC resultó ser más que nada un trámite que depende eso sí de la educación secundaria recibida: “Me encontré eso sí con una matemática y biofísica avanzada (para lo que yo sabía) y por supuesto con mi karma: historia (considerando que soy del área biología-química). Por otro lado, materias como biología celular y química no fueron nada que no haya visto al preparar la PSU. Pensamiento científico fue mi materia favorita y no me resultó para nada difícil”.

Tanto para Mauro y Patricia, ambos estudiantes de carreras humanistas, el CBC no les resultó una etapa difícil de superar. Para Patricia el CBC es un nivel preuniversitario y también representa una etapa de autoevaluación: “Si el CBC te resulta muy pesado y no lo puedes hacer, no tienes el nivel suficiente para entrar a la carrera y es mejor buscar otra opción”.

Si bien estos tres estudiantes recomiendan estudiar en la UBA, los tres concuerdan en que hay que estar muy concientes al momento de migrar a Argentina, porque estudiar lejos de la familia y tener que valerse por sí mismos, es un gran condicionante al momento de empezar una carrera universitaria: “Migrar es una linda experiencia pero puede ser muy frustrante para los que no saben manejar el fracaso, sobre todo porque la mayoría no cuenta con alguien que le preste aliento cuando las cosas suceden exactamente al revés de lo que uno las planeó”, acota María José.

Consejos para los que vienen

El primer consejo es no venir con un concepto erróneo sobre el sistema de ingreso que posee la Universidad de Buenos Aires, pues tanto Patricia, María José y Mauro coinciden que el primer año es una etapa donde hay que estar concentrado y estudiar bastante, ya que el verdadero filtro está en cada año de la carrera universitaria. Aprobar cada año es para los tres un verdadero logro.

Ante la incertidumbre de venir o no a estudiar a Argentina y especialmente a la Universidad de Buenos Aires, dejamos los consejos o recomendaciones de los tres estudiantes que aportaron su testimonio sobre esta casa de estudios para así acercar a su nueva vida a los que pronto arribarán.

María José Navarrete: “Hay tres hechos sobre la UBA que he aprendido durante estos pocos años en la Facultad de Medicina: 1) La UBA es una gran espera en una fila interminable para pagar una cuenta. La mayoría de la gente que llega al final es porque tuvo una enorme ¡PACIENCIA!, 2) (Esto me lo dijo un profesor del CBC, no lo entendí mucho en ese momento pero ahora puedo ver a qué se refería) ‘El estudiante de la UBA es como un corcho flotando en el agua y la UBA es un dedo incansable tratando de hundirte, el gran trabajo de ese corcho es tener la mayor cantidad de AGUANTE, la mayoría del tiempo uno está luchando con todo lo que tiene para que no te hundan’, 3) Y por último, no hay ego que valga cuando cursas en la UBA, para mí la clave es ser humilde y precavido porque eventualmente a la gente que le va bien, se confía y se le suben los humos a la cabeza, y por lástima la UBA, inevitablemente, te baja del pedestal a cachetazos.”

Patricia Obreque: “Primero tengan en cuenta que necesitarán de mucha paciencia para terminar una carrera. Mucha paciencia y dedicación. Aprovechen esos largos años de estudio ya que no sólo la UBA, sino toda la ciudad ofrece variadas opciones para complementar estudios. También para conocer gente y hacer muchas actividades. Tomen estos años para enriquecerse no sólo como estudiante, sino además como personas.”

Mauro Ramírez: “En mi posición no sería capaz de recomendar a otras personas, son todos los procesos diferentes. Lo que sí les podría decir es que se esfuercen y persigan sus metas y sueños, siempre mirando al que está al lado; las penas y las tristezas no destruyen el amor por los familiares y los tropiezos son parte de todo el proceso.”

 

 

 

 

Comparte este articulo
468 ad
CLOSE
CLOSE