Marcha Estudiantes en Valparaiso

Algo así como uno de los acápites más controvertidos de la recordada Ley Hinzpeter fue lo que propuso este mediodía un grupo transversal de diputados, entre quienes se contaban los RN, Gonzalo Fuenzalida y José Manuel Edwards, el DC Gabriel Silber, y el PPD, Daniel Farcas.

En concreto, y tras los desmanes sucedidos el sábado en Valparaíso en medio de la Cuenta Pública, la bancada transversal plantea una norma antiencapuchados.

“Hay que recordar que el encapuchado es un triste recuerdo de la dictadura, en donde éramos sancionados en las universidades por pensar distinto y en su momento podría haber tenido cierta lógica y haber tenido cierta justificación. En un Estado de Derecho y en democracia no tiene ninguna”, dijo Farcas (PPD).

Edwards, yendo un poco más allá, manifestó que quienes se cubran el rostro deben ser encarcelados.

“Aquí la cosa tiene que ser bien simple: para que la gente viva en paz y libre los encapuchados en las marchas tienen que ir directo a la ‘capacha’, y esperamos que la aprobación sea ojalá con el mayor número posible de diputados y senadores y ojalá el Gobierno se sume al proyecto de ley que va en beneficio de la seguridad de todos los chilenos”.

“Queremos reivindicar las marchas como manifestaciones necesarias en política, como parte de la democracia, donde puedan participar las familias, pero elevando los estándares de seguridad y erradicando a los delincuentes y al lumpen que muchas veces quieren llevarse el protagonismo”, planteó Silber.

Cabe recordar que en 2013, el Congreso rechazó algunos aspectos de la Ley que Fortalece el Resguardo del Orden Público, más conocida como “Ley Hinzpeter”, referido precisamente a los encapuchados.

El texto hablaba de una falta grave que sería penalizada con una multa de 1 a 4 UTM.

El punto facultaba a la policía para detener a los encapuchados y ponerlos a disposición del fiscal.

FUENTE: THE CLINIC