Prostitución cordobesa en Chile

El abogado defensor de detenidos acusados de prostituir cordobesas en Chile asegura que se trata de “una farsa”. Desde la Fiscalía, avalan lo actuado.

A un mes del operativo policial que terminó con seis personas detenidas como sospechosas de reclutar mujeres cordobesas para ser prostituidas en Chile, los imputados por el delito de “trata de personas” continúan en prisión.

Mientras que los abogados defensores aseguran que se trata de una causa “trucha” y solicitan que sean liberados, desde la Fiscalía insisten en que no hay irregularidades y que nada alivia, por ahora, la situación de los sospechosos.

Los operativos fueron practicados el 28 de septiembre pasado, durante la madrugada y la tarde, en la ciudad de Córdoba. Primero, en el peaje de Bouwer, sobre la ruta nacional 36, fue detenido un ómnibus de la empresa Andesmar, en el que viajaban dos personas que al parecer eran llevadas a Chile para ser prostituidas. Aunque en un principio se sospechó que podrían ser llevadas bajo engaño, ahora surge que ambas sabían que iban para ejercer la prostitución en departamentos de Santiago de Chile.

En ese lugar fue detenida una mujer y el chofer del colectivo. Luego, en otros allanamientos se capturó a un hombre y a sus hijos, apuntados de ser los supuestos organizadores de todo. Luego, cayó la mujer del hombre. Dos días después se detuvo a la pareja de la mujer que iba en el ómnibus, un efectivo policial.

El abogado Miguel Palacio, que representa a dos de los detenidos (los nombres de todos se mantienen en reserva hasta que avance la investigación judicial) asegura que una de las mujeres que figuraba como “víctima” se arrepiente de lo que declaró en un principio, por lo que ahora aporta un nuevo testimonio que esta joven hizo ante un escribano. Según Palacio, allí relataría que ella sabía que iba para trabajar sexualmente y que nadie la habría engañado. El letrado sostiene que desde la Fiscalía Nº 1, a cargo de Enrique Senestrari, no quieren tomarle nueva declaración por el momento.

Ante esto, ha solicitado que intervenga la Procuración General de la Nación y la Corte Suprema de Justicia. Asegura que sus defendidos, que son pareja, tienen un hijo de 2 años que hoy quedó desamparado.

Causa “firme”. Sobre estos dichos, fuentes de la Fiscalía Federal aseguraron que la causa permanece “firme” por el momento y que hasta hoy “no hay datos que faciliten la situación de ninguno de los detenidos”.

“Se trata de un grupo familiar que captaba y llevaba jóvenes para ser prostituidas en Chile; las llevaban en ómnibus hacia Mendoza, y de ahí las pasaban al otro país”, resumió el día del operativo una fuente con acceso a la investigación.

Fuente: LaVoz

Comparte este articulo
468 ad

Enviar un Comentario

CLOSE
CLOSE